El misterio de la bolita

El misterio de la bolita

Los fumadores de hoy…
¿serán los usuarios de oxigenoterapia de mañana?

 

Hace ya un tiempo, vengo observando que cada una tiene su método para leer el flujo de O2 que administramos a nuestros pacientes. Evidentemente hacemos lo que hacemos porque, o alguien nos lo ha explicado, o lo hemos leído en algún sitio.

En mi caso, siempre había tenido en cuenta la parte inferior de la bolita y, sin embargo, era consciente de que muchas compañeras observan la superior. Entre ambas lecturas hay una diferencia de 1 lx´, que no es desdeñable en absoluto.
Así que me lancé a desentrañar el misterio, ¿qué mejor forma que invocando a las Enfermeras twitteras?

Si miraba la parte inferior de la bolita, es porque hace unos años leí que debía hacerse así en un libro (lo he buscado pero lo presté y…voló!).

Con la rapidez que le caracteriza, mi anfitrión y compañero en AccióN Enfermera enseguida encontró el porqué él mira la parte central (opción no contemplada en el twit original) y me soltó el siguiente megazasca, a bocajarro y sin piedad alguna:

Detrás de él, siguieron más. Empecé a buscar el libro donde recordaba haber visto que la lectura se realizaba en la parte inferior, hasta que recordé haberlo prestado. Entonces comencé a buscar y leer… Lo primero que descubrí es que la bolita tiene nombre técnico: flotámetro. Lo segundo, la falta de precisión en este dato concreto por parte de varios fabricantes consultados. De hecho, observad la ficha técnica del modelo de flujómetro de la foto, en ningún sitio se explica cómo realizar la lectura.

La cosa se complicó cuando apareció @Fenicio_112 en escena para observar otro posible error de lectura, seguramente no contemplado por algún@s: el paralaje.

Y, a pesar de que ya estaba convencida de que la parte media del flotámetro esférico es la que nos indica el correcto caudal del flujómetro…Volvieron a surgir las dudas ante la enorme sapiencia desplegada por el Oráculo:

Al parecer, hace un tiempo se tenía en cuenta el borde inferior, pero la tecnología muta y se ha homogeneizado la calibración de los aparatos.


Así que contacté por correo electrónico con la casa comercial de nuestros caudalímetros. Un técnico se puso en contacto telefónico conmigo y desentrañó definitivamente la cuestión: en este modelo concreto la lectura se realiza en el centro de la bolita.Pero hay flotámetros que deben observarse en su parte superior, aquellos con la misma plana. Terminó zanjando el asunto de forma salomónica, CONSULTAR SIEMPRE LAS INSTRUCCIONES DEL FABRICANTE. Por mi parte, le sugerí que incluyeran ese dato en su ficha técnica, puesto que no figura.

La solución más práctica para minimizar la subjetividad en esta lectura nos la dio @aitorillo:

Con este modelo los errores de lectura, tanto por inexactitud a la hora de mirar el flotámetro, como por errores de paralaje y/o problemas de agudeza visual del lector, desaparecen de un plumazo.

Al final, todo el revuelo generado, me (nos) ha servido para mirar una nimiedad con lupa.

 

PD. Gracias Vicente Gallego por incitarme a recopilar y poner orden en el Misterio de la bolita.

Tabaco

CC BY-NC-SA 4.0 Esta obra está licenciada bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: